Los desguaces se han convertido en auténticos supermercados de piezas, todo el que necesita una, no duda en mirar por los desguaces para ver lo que encuentra. De un tiempo a esta parte podemos decir que se han convertido en una alternativa fiable, lejos de igualarse con las piezas nuevas podemos decir que muchos de los que han probado han quedado completamente satisfechos. Y es que reciclar un coche se ha convertido en una misión algo sencilla, conseguir que las piezas no duren unos pocos años hace que se consiga que no se anden fabricando más ayudando de una manera rotunda a la conservación del medio ambiente, un tema como sabemos delicado que afecta a nuestro planeta mucho más de lo que nos imaginamos. Por ello es que la iniciativa de seguir utilizando las piezas nuevas en parte nos parece bien a todos, ya no solo porque nos damos cuenta del buen resultado que dan, sino también porque ayudan gratamente a que no se lastime mucho el bolsillo.

Y es que los desguaces a día de hoy podemos decir que nos ofrecen una buena selección de piezas bastante interesantes, las mejores piezas que podamos necesitar se encuentran a la venta y nos dan la posibilidad de poder dar una segunda oportunidad a nuestro viejo coche. Por suerte este tipo de vehículos tienen mucha más vida de la que nos imaginamos, por lo que sacarles algo más de partido nos va a llevar a poder ahorrar mucho más de lo que nos imaginamos. Veamos entonces un poco más de cerca cuales son las piezas que podemos conseguir y que nos dan un buen resultado, para poder así elegir entre todas las que ponen a nuestro alcance. Por ejemplo, si de lo que se trata es un arreglo completamente estético, podemos decir que en un desguace estamos en las mejores manos, ya que disponen de un montón de piezas coche segunda mano que podemos considerar impecables y que nos cuestan prácticamente la mitad que si fueran nuevas, por ejemplo, un montón de para golpes, puertas que no disponen de ningún simple arañazo, manetas que están en perfecto estado y así muchas de las piezas que podemos considerar estéticamente aptas para que cualquier vehículo vaya siempre impecable.

Creo que es inevitable, el que lleguen estas fechas y entren unas ganas atroces de renovar, la llegada del Black Friday parece que nos vuelve a todos locos, es como si de alguna manera ataran a los perros con longaniza como solía decir mi abuela, pareciera que regalaran a diestro y siniestro un montón de cosas y mereciera la pena estar durante horas en largas colas tirando casi de los pelos al más pintado que nos quiere quitar esa oferta de las manos. Es verdad que hay ofertas que merecen la pena, pero con estas cosas siempre debemos tener algo de cuidado, nadie regala nada y aunque es verdad que hay empresas que recompensan la fidelidad de sus clientes no debemos fiarnos siempre de lo que nos ofrece, por ello es importante saber en qué lugares es interesante comprar y en cuales debemos pasar de largo.

Son muchas las tiendas en las que unos días antes de que llegue este esperado día suben el precio de sus productos para después ponerles el descuento que les apetezca, evidentemente no se trata de ninguna ganga ya que el hecho de poner unos precios más caros no nos está ofreciendo ningún tipo de descuento adicional. Es por ello que se deben mirar los precios con lupa, seguro que ya nos conocemos los precios de las cosas que queremos comprar en este viernes que se espera tan loco, televisiones, lavadoras, aspiradoras son de los productos más demandados, la gente quiere renovar en su hogar y por supuesto en su trabajo, porque no debemos olvidar a quienes quieren cambiar por ejemplo todo el material de su oficina.

Para este último no debemos olvidarnos de los cientos de tiendas online que tenemos en estos momentos, sitios como selfpaper que también quiere colaborar en el viernes negro, un lugar en el que podemos comprar material oficina y poder así renovar cuanto antes. Vienen fechas de locura, fechas en las que vamos a gastar mucho más de lo que imaginamos por ello es importante no ir a lo loco, comprar con cautela y no fiarnos del primer sitio en el que nos ofrezcan bajos precios, suelen decir que las cosas bien hechas bien parecen, así que quizás haya llegado la hora de empezar a recurrir a ese tipo de tiendas que nos quieren ayudar y no cobrarnos demás por los mismos productos.

Con el paso del tiempo todo se deteriora e igual sucede con los vehículos. En un comienzo parece que fueran daños remediables sin gastar tanto, como un cambio de bujías o un pequeño fusible. Pero de a poco se van complicando o emergen nuevas con un alcance mayor pudiendo atacar al alternador, arranque u otras piezas.

Sin embargo, en un taller se pueden solventar gran parte de estos problemas. Entonces la persona se hace la ilusión de que se haya prolongado lo suficiente la vida útil de su coche. Pero no todo dura para siempre, los vehículos se desgastan, pierden fluidos, o rompen las mangueras o empacaduras, si los daños se atienden en el momento oportuno las fallas no pasarán a mayores.

En base a lo anterior, es posible deducir que el coche presentará fallas, pero llevando un régimen de mantenimiento periódico y revisiones continuas, todo se puede resolver con cierta facilidad. En cambio, si no lo hace, cualquier avería se correrá como una cadena de eventos desafortunados que podrían afectar el motor.

Cuando el que falla es el motor

Hay muchos talleres especializados que se encargan de reparar cualquier tipo de daños al motor, a veces hasta son reconstruidos y repotenciados. Dependiendo de la magnitud de los daños, habrá probabilidades de obtener buenos resultados, no obstante, por buenos que sean los talleres o los mecánicos a los que se recurra, siempre estará la posibilidad de que no se pueda recuperar el vehículo.

No por ello es el fin para su automóvil, solo con reemplazar el motor bastaría y poder rodar durante mucho más tiempo. El inconveniente puede ser precisamente ese, reponer el motor, puesto que no es cualquier pieza sino varias conformando una sola. Son bastantes los que pierden las esperanzas por el alto costo que tiene una reposición como esta.

Hay alternativas para que no muera en el intento de recuperar su automóvil, como los repuestos de segunda mano. Son confiables, por supuesto, dependiendo del lugar que seleccione para adquirirlos. Ahora son cada vez más los que apuestan por motores usados, por lo seguros y económicos que son. Es importante que antes de escoger uno se informe con alguna referencia y consulte el presupuesto.

Es necesario ser muy cuidadosos al comprar un motor usado, por lo que es mejor un sitio especializado como motoresdesegundamano.es, que tienen buena trayectoria, garantizan lo que venden y distribuyen a cualquier parte del país.

No es sólo para las mamis. Cada vez son más los hombres que hacen Pilates

Si usted piensa que Pilates es una forma suave de ejercicio que es mejor dejar a las momias vestidas de licra en su camino a otra mañana de café, piénselo de nuevo. Los expertos en acondicionamiento físico ahora creen que si hay una forma de ejercicio que los hombres de todas las edades deberían estar haciendo, es éste. Y con sus beneficios de mayor fuerza central, mejor postura y mejor equilibrio y flexibilidad, no debería sorprender que el número de participantes masculinos en las clases de Pilates esté aumentando.

“Todavía hay una idea preconcebida – incorrecta – de que Pilates es un’entrenamiento de mujeres'”, dice Justin Rogers, director creativo de Ten Health & Fitness, una cadena de estudios de Pilates con sucursales en Londres, incluyendo Notting Hill y Mayfair. “Esa percepción está cambiando. Estamos viendo más hombres en las clases año tras año”. Alrededor del 17% de los participantes en las clases de Ten son varones, cifra que se eleva al 60% para sus sesiones en la ciudad.

Jo Tuffrey, que enseña en el Danesfield House Hotel and Spa en Buckinghamshire, dice que tiene un “número significativo” de clientes masculinos. “Los hombres tienden a aceptarlo debido a un problema específico, como dolor de espalda o tendones de la corva apretados”, dice. “No están seguros de que funcione al principio porque están acostumbrados a actividades que les hacen sudar, pero una vez que ven los efectos se dedican más a ello que las mujeres a las que les enseño.”

En lugar de ser una opción fácil, Pilates siempre ha sido para fortalecerse. Joseph Pilates tenía experiencia en defensa personal y boxeo, y abrió su “gimnasio de acondicionamiento corporal” en Nueva York en 1926 para enseñar a la gente cómo lograr la fuerza a través de un mejor control del cuerpo. Los atletas de élite lo han amado por mucho tiempo – David Beckham, Andy Murray y Tiger Woods son fans. El Pilates también se incorpora a los regímenes de entrenamiento de los jugadores profesionales de rugby: los equipos de rugby de Inglaterra, Gales y Nueva Zelanda confían en su capacidad para desarrollar fuerza y compensar las lesiones, y los miembros del equipo irlandés de Londres son habituales en las clases de Ten Fitness Pilates.

Y sin embargo, dice el fisioterapeuta Matt Todman, director de Six Physio Clinics (donde Pilates es enseñado por fisioterapeutas y los hombres constituyen un tercio de sus clases), ha tomado un tiempo para que los hombres elijan hacer Pilates en el gimnasio. “Muchos hombres han pensado que se trata de estirarse suavemente sobre una estera, pero si se hace correctamente y se enseña bien, Pilates no es nada de eso”, dice. “Es el tipo de actividad que no te deja de rodillas y sin aliento. Pero es engañoso, como lo sientes dos días después, cuando te duelen los músculos porque has trabajado muy duro”.

Vuelva a correr después de una lesión
¿Lastimado? No retires a tus entrenadores todavía.

¿Se está recuperando de una lesión? He aquí cómo comprobar su salud física, emocional y mental antes de volver a golpear esos pavimentos.

 

1. Consulte a un especialista

Te has desgarrado un músculo a mitad de carrera y te has ido a casa cojeando. Unos días después, todavía tienes dolor. Usted podría esperar y ver si el tiempo cura su lesión, pero los corredores experimentados harán una cita para ver a un especialista de inmediato.

Incluso si es una sola vez y se obtiene el visto bueno, ver a un profesional le dará la confianza para seguir entrenando. Y si la lesión es importante, su detección precoz significa que la rehabilitación es la más corta y, por lo tanto, la que menos tiempo pasa sin correr”, dice Neil Gallagher, fisioterapeuta, especialista en rehabilitación y experto en correr de Six Physio.

Usted puede ayudar a cubrir los costos de ver a un fisioterapeuta, quiropráctico, osteópata o podiatra, utilizando el Plan Activo Simplyhealth, y no requiere una derivación del médico de cabecera.

2. No corras antes de que puedas saltar, literalmente.

Si usted ha estado bajo la guía de un profesional de la salud, ellos podrán evaluar si usted está listo para volver a salir. Pero si te has recuperado por tus propios medios, un buen indicador es tu capacidad para saltar, según el osteópata, masajista y corredor experimentado Nick Cowan.

Dependiendo de la lesión, el poder realizar un salto vertical u horizontal varias veces a menudo ilustrará si su cuerpo puede soportar el impacto de volver a correr. Salta a ello.

3. Rehabilitación con masaje

Puede sonar indulgente, pero piense en el masaje como un tratamiento.

Un buen masaje deportivo ayudará a la recuperación de las lesiones antes de empezar a correr de nuevo, y los tratamientos regulares después de las primeras carreras continuarán ayudando a su proceso de rehabilitación,’ dice Cowan.

La presión profunda y específica aplicada durante un masaje deportivo mejora el flujo sanguíneo y ayuda a romper cualquier tejido cicatrizal no deseado que pueda haberse acumulado en los músculos”.

Después de cada masaje, es recomendable usar vendajes neuromusculares ( siempre bien colocadas por un experto). Aquí algunos ejemplos

https://misterfisio.es/vendaje-neuromuscular

4. Reconstruir la confianza

Si su lesión fue causada por un tropiezo o una caída, puede ser más que un hematoma en el trasero – su ego también puede haber recibido un golpe. Cowan sugiere que se fije una serie de objetivos diferentes, desde los fáciles de lograr hasta los más desafiantes.

Cuando se trata de reconstruir la confianza después de una lesión, hay que tener paciencia y organizarse”, dice Cowan. Recuerda por qué quieres correr y asegúrate de que volverás a ponerte en marcha”.

Pero no se deje llevar; si tenía la intención de aplastar PBs antes de lesionarse, necesita ser realista sobre sus metas y expectativas después de la recuperación.

5. Hacerse analizar

Asegúrese de estar en plena forma cuando vuelva a salir con un análisis de la marcha.

Correr en los entrenadores equivocados puede causar problemas en las extremidades inferiores y en los pies. Un podólogo puede evaluar su estilo de correr y proporcionarle plantillas hechas a medida, y si tiene un plan Simplyhealth Active Plan, esto le ayudará a cubrir los costos del análisis de la marcha y la ortopedia, ayudándole a mantenerse libre de lesiones.

El análisis de la marcha identifica ineficiencias en tu técnica o fuerza y puede beneficiar a todos los niveles de corredores, desde los que acaban de empezar hasta los atletas experimentados que siguen teniendo molestias,’ explica Gallagher.

Al utilizar el análisis a cámara lenta, cualquier problema se amplía, lo que le permite a usted y a su terapeuta crear un plan para mejorarlo, haciéndolo más resistente a las lesiones y un mejor corredor”.

 

Seguro que dando una vuelta por tu barrio te vas dando cuenta que la pescadería en la que tu madre compraba el pescado de la semana ya está cerrada, la recuerdas porque como odiabas el pescado tus ganas de que cerraran y no abrieran más se convertía en tu petición antes de acostarte, y fíjate algunos años después parece haberse hecho realidad tu sueño. Pero es que eso no es todo, el zapatero de la esquina parece que tiene los días contados, la gente ya no arregla zapatos, prefiere comprar unos en una tienda de chinos que al final son muy baratos y de muy mala calidad, antes de llevar sus viejos zapatos de piel para que los arregle el hombre con unas manos majestuosas. La carnicería parece que lleva más de lo que te imaginas cerrada, y así a escasos metros y habiendo caminado tan solo algunos pasos te das cuenta que el pequeño comercio está acabado, que negocios de toda la vida ahora se ven con la reja echada y sin previsiones de que puedan volver abrirla.

La verdad es que las cosas han cambiado mucho sobre todo en la forma en la que compramos, ya no nos interesa ir a comprar lo fresco que nos ofrece una tienda de confianza, una que trabaja por tener a sus clientes contentos, ahora ya nos da igual lo que comemos, son tan solo unos pocos los quieren seguir comprando como toda la vida, pero claro, eso solo no sirve. Los hipermercados son los que sin duda se llevan el gato al agua ellos y las ventas por internet son las que nos hacen poner los pies en la tierra las que nos hacen ver que esto es el siglo XXI que las cosas han cambiado y que no se presagia el que puedan volver a ser las mismas. Así que creo que debemos ya ir olvidándonos de esas papelerías de barrio en las que nuestra madre nos compraba todo lo que necesitábamos para el cole, e ir acostumbrándonos más a este sitio donde las compras se hacen en un periquete, donde los precios son bastante buenos y donde la calidad es justo la que buscamos, sin duda estamos en otra era muy diferente y más nos vale acostumbrarnos cuanto antes, ya que será lo mejor para todos. 

Por desgracia cada día son más los padres que deben dejar a sus hijos antes, me refiero a que tal y como está el trabajo cuando se tiene un hijo en lo que menos puede estar pensando uno es en el tiempo que se va a poder quedar con su retoño sino más bien a la hora que lo va a dejar. Es por ello que recurrir al jardín de infancia es lo más acertado en estos casos, los niños se relacionan con otros niños de su misma edad, y aprenden a compartir, a vivir nuevas fases en su pequeña y corta vida, además de que su autoestima se haga cada día más fuerte. Hay muchos padres que por diferentes motivos prefieren dejarlos con los abuelos, desde luego un acierto asegurado, pero es que por desgracia no todo el mundo puede contar con ellos ni tenerlos cerca así que no queda más remedio que delegar en lugares como este.

La verdad es que cada día están más actualizados, cada día hay más gente volcada en que sea un niño especial para los más pequeños, en los que no faltan juguetes, tronas, incluso cunas para quienes los dejan más tiempo y deben echar su siesta. Suelen ser sitios muy completos en todos los sentidos, las profes que allí trabajan se encargan de que así sea, así que hacen todo lo posible porque tampoco les falte algo de material escolar. En los jardines de infancia suelen estar hasta los 3 años, pero hay quien los suele dejar más ya que no es obligatorio escolarizarlos hasta que no entran en primero de primaria, por ello es que en estos lugares quieren que los niños vayan al día y no se queden atrás, por ello es importante que cuenten con pupitres, pizarras, cartillas para leer, libros para colorear y todo lo que tiene que ver con la plastilina, ceras, lapiceros y lo que les encanta a ellos.

Para ello no dudan en confiar en el prefecto distribuidor, un sitio como hipermaterial de donde se puede salir con la compra al completo, donde se puede comprar todo lo necesario para su aprendizaje. Es por todo esto que podemos estar tranquilos si somos uno de esos padres que pronto va a tener que dejar a su hijo en un jardín de infancia, ya que aprender van hacerlo seguro.

Por desgracia los coches siempre tienen fecha de caducidad, debemos hacernos a la idea de que a pesar de que nos duren muchos años llega un momento en el que nos debemos deshacer de ellos. Debemos ser conscientes de que no duran eternamente y que a pesar de que nos empeñemos en seguir dándoles uso al final debemos optar por dejarlo por imposible porque ya no tiene solución. Hay gente que todavía conserva el coche viejo que le dejó su padre en herencia, coches que a pesar de todo tienen un gran valor sentimental, y que es posible que gracias a los desguaces se les pueda cambiar alguna que otra pieza, pero al final lo más sensato es pensar deshacerse de él pensando en que un coche no pinta nada guardado en un garaje. Es bueno pensar en el bien que le podemos hacer a otras personas, pensar en que algunas de sus piezas se van a poder reciclar, y van a servir para que otro coche siga funcionado, así que egoísmos aparte es hora de buscar un lugar en el que lo podamos dejar.

Hay un lugar llamado cochesparadesguace.com en el que tasan gratuitamente tu vehículo, te aconsejan incluso que no lleves a nadie el coche sin antes consultarles, lo bueno de ellos es que tasan a la alta y no na la baja como hacen en otros lugares. Si debemos resaltar algunas de sus ventajas es que te ofrecen la grúa gratis para movilizar tu vehículo hasta sus instalaciones, compran coches siniestros, inundados, incendiados, viejos y con cualquier avería mecánica que para el cliente sea demasiado cara y no le merezca la pena. Como vemos un lugar así interesa y mucho ya que es donde vas a poder dejar tu coche sacándole además de un beneficio quedándote con la tranquilidad de que lo dejas en el mejor lugar. No te importe donde te encuentres ya que ellos se desplazan a cualquier punto del territorio nacional, tramitan la baja sin ningún coste que te pueda incomodar, y te entregan la documentación necesaria para que quede claro que el coche se ha llevado a un desguace y se ha destruido.

¿Crees que merece la pena conservarlo en casa? Yo creo que no, así que no pierdas el tiempo y ponte en contacto con ellos lo antes posible y haz lo que debes con un vehículo que ya de poco te puede servir.

Todos sabemos que la segunda mano en la mecánica parece tener más fuerza que nunca, son muchas las personas que recurren a ella en pro de favorecer su coche y además su bolsillo, pero resulta que no todo el mundo está todo lo de acuerdo que quisiera, ya que hay muchas dudas existenciales que levitan alrededor de este tipo de piezas y que no terminan de convencer a todo el mundo. Nos damos cuenta como hay quien sale del paso recurriendo a las  piezas de coches usadas como consiguen dar vida a su coche de nuevo, pero aun así no parece que determinada gente lo termine de tener claro, más que nada porque piensa que no es precisamente el tipo de pieza que debe tener su coche, las dudas en ese sentido crece y parece que va siendo hora de que la información fluya y de que mucha gente conozca lo que ocurre cuando se utilizan este tipo de piezas.

Es verdad que nos aconsejan que las piezas de segunda mano se utilicen en coches que ya disponen de unos años, y quizás nos preguntamos ¿Por qué? Pues es muy sencillo, cuando un coche tiene entre dieciocho y veinte años, no es muy joven que digamos corremos el riesgo de que nos empiecen a salir cosas igual sin importancia pero que al final no paran de dar la lata, es posible que las averías gordas aparezcan, entonces es cuando nos damos cuenta que la utilización de un desguace se convierte en esencial, primero, porque invertir en un coche viejo no es una buena idea y segundo porque igual no se encuentra ya la pieza nueva por lo que no queda otra que buscarla en un desguace. El temor de algunos es que este tipo de piezas no den el resultado esperado, y al final tengan un disgusto, es importante saber ante todo lo que hacen en los desguaces con las piezas que reciclan, como trabajan con ellas para que ese tipo de dudas se despejen cuanto antes, saber que un equipo de profesionales las revisa de manera minuciosa dejándolas completamente aptas para volver a utilizar en otro coche.

Lo que debemos tener claro es que nadie tira piedras a su propio tejado, por lo tanto, los desguaces van hacer todo lo posible por dar a sus clientes los mejores servicios, no debemos ni que ponerlo en duda.

Los faros son una parte fundamental de nuestro coche, especialmente porque son los que nos permiten conducir de noche, y es por esto que siempre es indispensable que se encuentren en perfectas condiciones, o de lo contrario podríamos sufrir algún accidente. Sin embargo, cuando se rompen nuestros faros, comenzamos a buscar una solución para repararlos rápidamente, pero en los concesionarios podemos encontrar precios muy altos por estos artículos, lo cual hace que dejemos de usar el coche, al no poder reemplazar nuestros faros rotos.

En estos momentos puede que no tengamos muchas esperanzas de hacer la reparación, pero no has contemplado una posibilidad, y es la de comprar tus faros online a través de un desguace. Esta es la mejor alternativa que tenemos a la hora de ahorrar dinero, porque podremos disfrutar de los precios más ajustados del mercado, especialmente porque nos brindan faros desguace de excelente calidad, los cuales podemos utilizar para reparar nuestro coche de una manera sencilla, solventando así el problema de los faros rotos, sin tener que gastar una fortuna comprando en un concesionario o cualquier distribuidor de repuestos nuevos, que a la larga nos darán los mismos resultados.

Por otra parte, cuando compras tus faros online, tienes muchas ventajas, especialmente porque no tendrás que salir de tu casa para realizar tu compra, y lo único que tendrás que hacer es ingresar a la web desde el ordenador o desde el móvil, para que puedas tener acceso al catálogo completo de productos. No tienes que recurrir a un establecimiento tradicional, y perder tiempo tanto en el desplazamiento como en encontrar el repuesto que necesitas, porque seguramente tendrás que recorrer más de un establecimiento para encontrarlo, mientras que en un desguace online no tendrás que probar suerte, sino que encontrarás lo que necesitas gracias a su gran variedad de productos.

No importa el modelo, ni la marca de tu coche, seguramente que en el desguace online que te dejamos más arriba, podrás encontrar los faros que necesitas. De esta manera podrás aprovechar las ventajas que nos ofrecen las compras online, que entre otras se encuentran: brindarnos una mayor comodidad, una experiencia de compra cómoda, una atención personalizada, precios más bajos, y una calidad de productos excelentes, por lo tanto, no esperes más y comienza a comprar los faros para tu coche online, para que comiences a disfrutar de todas las ventajas que tienen este tipo de compras.